jueves, 29 de diciembre de 2011

2011


Un año más que termina, un año más que pasa por nuestras vidas, y por el cual debimos haber sacado el mayor provecho para nuestro creciendo, adquiriendo experiencia y sabiduría necesaria para poder enfrentarnos a lo nuevo de cada día.

Un año en el que hemos batallado muchas veces con aflicciones que ciertamente tendremos que pasar en esta tierra, pero con la convicción que nuestras cargas son llevadas a paso liviano junto al Señor. Llevando esa felicidad que solo Él puede darnos, y la firmeza que en Él somos más que vencedores.

2011 estuvo cargado de emociones, momentos bellos y especiales para mí, en el que he unido mi vida ante DIOS junto a mi amado esposo, y por cuál, Él me preparó.

Y ahora digo: “Yo y mi casa serviremos a Jehová” (Josue 24:15),
Que el amor de DIOS les acompañe hoy y siempre.


Feliz año a todos mis amigos.